¿Qué es la arquitectura de información?

Estamos acostumbrados a usar edificios y residencias. Cada uno de ellos debe estar diseñado para un fin. Un templo de techos altos y vitrales iluminados nos impone respeto y nos invita a la meditación; un café con pisos de madera y temperatura acogedora nos invita a una reunión rápida; una oficina aislada del exterior con buena iluminación, espacio y estantes nos permite trabajar a gusto.

La información no nos serviría de mucho si no estuviera bien organizada y presentada. Imaginemos los miles de productos que ofrece amazon.com dispersados en páginas sin organización. ¿Tendríamos que navegar por plumas y coches a control remoto para buscar un llavero especial? Muy probablemente terminaríamos desesperados abortando la misión y buscando en otro lugar mejor organizado lo que estamos buscando.

Según Peter Morville y Louis Rosenfeld en su libro Information architecture for the world wide web, la arquitectura de información se puede definir como:

  • El diseño estructural de ambientes de información compartida.

  • La combinación de organización, etiquetación, sistemas de búsqueda y navegación en sitios web e intranets.

  • El arte y ciencia de dar forma a productos de información y experiencias para permitir encontrar y usar dicha información.

  • Una disciplina y comunidad emergente cuya práctica está enfocada en construir principios de diseño y arquitectura para el paisaje digital.

¿Por qué es necesaria la arquitectura de información?

Una buena organización puede ahorrar mucho tiempo y dinero. Alguna vez, platicando con algún cliente sobre su intranet, le demostramos cómo sus empleados estaban perdiendo 10 minutos al día en buscar las ligas para acceder a ciertos procesos. La compañía tenía alrededor de 1,000 empleados que perdían, en suma, 10,000 minutos al día, lo que se traducía en 833 horas a la semana. Si cada empleado ganaba en promedio 70 pesos por hora, ¡estábamos hablando de una pérdida de 58,000 pesos a la semana!

Encontrar información tiene un costo; no encontrarla, también. Tu organización o empresa podría estar perdiendo muchos posibles clientes simplemente por una mala arquitectura de información en tu sitio web. Con un buen diseño se podría educar a tus clientes a encontrar los nuevos lanzamientos, las ofertas o el detalle de los servicios que ofreces. Hemos visto muchos casos de sitios web que, unos meses después de haber sido construidos, tienen que ser rediseñados por falta de planeación previa. Esto es muy común en México ya que la cultura de la arquitectura de información apenas está emergiendo. Arsophía es de las pocas empresas en Latinoamérica que ofrecen estos servicios.

Construir, entrenar, mantener... Todo tiene un costo. No importa qué tan bonito sea tu sitio web. Si los clientes no encuentran lo que están buscando, huirán, y tu marca perderá valor ante sus ojos.

¿Cómo funciona la arquitectura de información?

La arquitectura de información yace bajo la superficie; raramente alguien entra a un sitio web y dice: ¡Wow, mira que buen sistema de clasificación! De hecho, la mayoría del trabajo que hacemos los arquitectos de información es intangible. Y, lamentablemente, muchas personas y empresas que se dedican a “construir” sitios web tienen un conocimiento meramente superficial de lo que verdaderamente es la arquitectura de información.
El contenido debe estar bien enmarcado en un contexto para que el usuario comprenda dónde se encuentra

El contenido debe estar bien enmarcado en un contexto para que el usuario comprenda dónde se encuentra

Actualmente los usuarios que navegan por internet realizan la mayoría de sus búsquedas en Google o sitios similares; ubican rápidamente una liga o snippet y hacen click, aterrizan en un sitio web y van directo al texto o la imagen que están buscando. Es vital dotar a estas páginas de aterrizaje de un contexto eficiente para que el usuario pueda responder a las preguntas: ¿dónde estoy?, ¿qué puedo encontrar aquí?, ¿qué no puedo encontrar aquí?, ¿hacia dónde puedo brincar?

A continuación mostramos un ejemplo de arquitectura de información que hizo Arsophía para las páginas de aterrizaje del sitio web de la Academia Mexicana de la Lengua. Si deseas saber más sobre cómo se realizó este proyecto, te invitamos a visitar nuestro artículo: Caso de éxito, sitio web de la Academia Mexicana de la Lengua.


Diagrama de organización realizado por Arsophía para las páginas de aterrizaje del sitio web de la Academia Mexicana de la Lengua.

Los cuatro elementos primarios de la arquitectura de información son:

  1. Sistemas de organización.

  2. Sistemas de etiquetación.

  3. Sistemas de navegación.

  4. Sistemas de búsqueda.

Un proyecto de arquitectura de información puede ser complejo o sencillo. Para saber más al respecto, te invitamos a visitar nuestro artículo ¿Cómo construir un sitio web? donde se explican algunos de los procesos que seguimos antes de construir un sitio web.

También te invitamos a solicitar un documento de diagnóstico y recomendaciones para tu sitio web a muy bajo costo. Este documento te servirá como comienzo para realizar mejoras a tu sitio web.

Atentamente,

El staff de Arsophía.

Nota editorial: Este artículo está inspirado y, en algunos pequeños fragmentos, traducido casi textualmente del recomendable y apasionante libro: Information architecture for the world wide web.